Centro de Formación Jurídica
facebooktwitter
 
Sitio oficial del Centro de Formación Judicial
de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Acceso para Alumnos
 
  Ingresar   Registrarse  
 
 
 










 
Inicio > NOVEDADES > La Dra. Marcela De Langhe expuso en el ciclo APORTES PARA LA FORMACIÓN DE LAS/OS CANDIDATAS/OS A LA MAGISTRATURA

NOVEDADES

 

La Dra. Marcela De Langhe expuso en el ciclo APORTES PARA LA FORMACIÓN DE LAS/OS CANDIDATAS/OS A LA MAGISTRATURA


 

La Presidenta del Consejo Académico del Centro de Formación Judicial y Vicepresidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expuso en la última sesión del ciclo y explicó cómo funciona el Centro y cuáles son las actividades que organiza.

Por Verónica Ferreiro, Centro de Formación Judicial

El martes 25 de agosto se llevó a cabo la 5ta sesión del Ciclo de conferencias “Aportes para la formación de las/os candidatas/os a la Magistratura” organizado por la Comisión de Selección de Jueces, Juezas e Integrantes del Ministerio Público del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y auspiciada por el CFJ. El evento se transmitió por el canal de YouTube del Consejo y contó con la disertación de la Dra. Marcela De Langhe.

Para comenzar, la Dra. De Langhe se refirió al funcionamiento del Consejo Académico del Centro de Formación Judicial que preside y explicó que tiene una integración y una representación que es única en la Ciudad de Buenos Aires por su pluralidad. Son doce consejeros, de los cuales tres son representantes de los magistrados, tres son representantes de la Facultad de Derecho de la UBA, los tres titulares del Ministerio Público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un representante por la Legislatura porteña, un juez del Tribunal Superior y un representante del estamento de abogados/as del Consejo.

En ese orden de ideas, la consejera destacó que “el Consejo Académico es un espacio muy valioso para idear, para discutir, para reflexionar y enriquecerse con las distintas miradas, y para pensar cuál es la mejor capacitación y lograr un impacto directo en la administración de justicia y en la resolución efectiva de las controversias jurídicas que la sociedad somete a la consideración de nuestro Poder Judicial. Los consejeros somos muy conscientes de que la formación continua de los integrantes y operadores resulta fundamental para mejorar el desempeño judicial”.

La magistrada detalló que “el Centro tiene autonomía académica, institucional y presupuestaria. Yo disiento totalmente con las organizaciones endogámicas. Si el Centro fuera tan solo un apéndice del Tribunal sería muy difícil lograr una capacitación con independencia y enriquecimiento de criterios”.

“Es función del Consejo Académico gobernar al Centro en sus aspectos relevantes y decidir qué capacitaciones son las más oportunas para brindar al Poder Judicial de la CABA. Si bien la misión más visible consiste en impulsar la actualización permanente de quienes ya integran la justicia de la Ciudad, lo cierto es que las actividades que brindamos se encuentran en su mayoría abiertas al público en general con lo cual también nos enriquecemos con la participación de profesionales y funcionarios de afuera, del Poder Judicial de la Nación y del resto de las provincias”, agregó.

La Dra. De Langhe expresó: “La capacitación fortalece la independencia judicial, con la capacitación uno puede contar como operador del sistema con las herramientas jurídicas suficientes y una constante actualización que lo coloque en los temas que se están ventilando en el Poder Judicial local. La ignorancia, en tanto la ausencia de conocimiento jurídico suficiente, como la mediocridad, en el sentido de una respuesta que no es robusta jurídicamente, determinan ineludiblemente el fracaso de la intervención judicial de cualquiera de sus actores. No se puede hacer decir al caso lo que el caso no prueba”.

Por otro lado, la disertante manifestó que “hay una relación intrínseca entre un ingreso democrático, que es lo que garantiza un concurso, pero también las promociones democráticas, es decir el ascenso en la carrera judicial, y la capacitación como eje esencial y la independencia. El punto central es que quienes deben ganar los concursos y quienes deben ascender en su carrera lo tienen que hacer por sus propios méritos, es decir, por la capacitación que poseen para desempeñarse en los cargos. Esto es lo que garantiza la independencia judicial y no el acomodo político o deber el cargo a alguien”.

Asimismo, explicó que en la República Argentina no se exige la realización de un curso de formación previo a la Magistratura, y tampoco hay una obligación específica de ir capacitándose para ascender o acceder a determinadas promociones, tampoco se exige la actualización o capacitación para permanecer en los cargos que uno ha alcanzado. Por el contrario, la inscripción en todas las actividades que ofrece el Centro de Formación Judicial y también en todas las escuelas judiciales del país es voluntaria y no tiene prevista obligatoriedad en su mayoría ni tampoco por lo general tienen evaluaciones.

La magistrada destacó que en la Ciudad el Ministerio Público Fiscal es el único que promueve la realización obligatoria de los cursos del Centro, es decir reunir una determinada cantidad de horas, no para ingresar o para los concursos, sino para las promociones internas dentro del Ministerio. “Todos los consejeros consideramos que tenemos que ofrecer actividades que sean atractivas, y convocantes para reemplazar la obligatoriedad, nuestra principal misión y objetivo es motivar a que los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial se vuelquen a la oferta académica”, agregó.

 “La Ley Orgánica del Poder Judicial de la Ciudad tiene dos artículos muy importantes para el Centro. Por un lado, el artículo 58 que dice que los jueces, juezas, secretarios e integrantes de los ministerios públicos tienen la obligación de realizar periódicamente los cursos de perfeccionamiento. Por otro lado, el artículo 59 marca que las certificaciones que da el Centro tienen un valor curricular y deben ser un elemento que el Consejo de la Magistratura tiene que tomar en cuenta al efectuar nombramientos o ascensos. Esto nos está alertando sobre la necesidad de diagramar una carrera judicial y de que todos los magistrados profundicemos nuestros conocimientos”, sostuvo.

Además comentó que los contenidos curriculares de las actividades de formación que ofrece el Centro son seleccionados por un proceso participativo de “mucha reflexión y análisis de todos los consejeros. Recibimos o elaboramos propuestas hasta los primeros martes de cada mes, el segundo martes de cada mes todos los consejeros tienen la totalidad de las actividades que se van a tratar y el tercer martes de cada mes nos reunimos los consejeros a los fines de estudiar y votar, o se aprueba motivadamente o se descarta la actividad en análisis”.

La Dra. De Langhe manifestó: “Con saber Derecho hoy no hacemos nada, es necesario, pero no es suficiente, se exige a los operadores judiciales un desempeño eficiente y eso viene dado sobre la base de adquirir herramientas que sean actitudinales y de gestión. Nosotros hoy necesitamos saber de estadísticas, de administración, de planificación, manejo de personal, trabajo en equipo, liderazgo, oratoria, comunicación, uso de herramientas tecnológicas, escritura, lenguaje claro. Todo esto hace al buen desempeño en el rol de un operador judicial”.

También advirtió: “Desde el Centro atendemos y estamos encima de las continuas modificaciones normativas que se hacen. Sale una ley y no podemos esperar a que empiece a funcionar, tenemos que tratar de aportar rápidamente contenidos robustos para que quienes van a trabajar en esas áreas puedan contar con un espacio para reflexionar y aprender”. “En cuanto a la elección de los docentes la virtualidad nos ayudó un montón porque antes no solo los locales tenían problemas de traslados y horarios sino que además no podíamos acceder a docentes espectaculares que estaban afuera del país o de la provincia”, admitió.

Por otra lado, destacó que “uno de los contenidos que ahora tratamos de hacer transversal es el tema de género, donde tratamos de llegar con los contenidos y lenguaje que cada área necesitaba, a todo el Poder Judicial. Trabajamos en los contenidos con Ana Salvatelli para la Capacitación obligatoria de la Ley Micaela y con Alicia Ruiz de la Oficina de la Mujer del Tribunal. Todos los funcionarios, empleados y magistrados del Poder Judicial de la Ciudad tienen una capacitación con respecto a género mejor que la que se ha recibido en otras áreas”.

La disertante habló de las diplomaturas y explicó que “el año pasado nos dimos cuenta que era necesario que el Centro dé un salto académico y con el apoyo de todos los consejeros y del equipo del Centro, del que estoy super orgullosa porque trabajan un montón, empezamos a trabajar en diplomaturas. Para eso hicimos un rastrillaje de los cursos que se estaban dando y empezamos a pensar que una diplomatura permite mejores resultados pedagógicos, en tanto brinda un estudio sistemático. Hoy ofrecemos cuatro diplomaturas, atendiendo a los intereses que veíamos por las inscripciones, que son Filosofía Jurídica y Función Judicial, Relaciones de Consumo, Litigación Adversarial y Juicios por Jurados y Derecho Procesal Administrativo, que han tenido un muy buen resultado”.

Además, se refirió al trabajo en tiempos de pandemia y dijo: “Nos ha resultado desafiante, porque tuvimos que transformar todos los cursos presenciales en cursos virtuales. El esfuerzo que hicimos tuvo un resultado práctico increíble, la cantidad de inscripciones ha aumentado de una manera fenomenal porque ahora desde el lugar de trabajo se puede participar de las actividades. El Centro ya estaba preparado porque teníamos cursos a distancia, pero creamos un área de e-learning, de Educación a Distancia, que se puso al hombro la Dra. Andrea Krawchik y no solo convirtieron los materiales en virtuales, sino que además nos capacitaron a los que teníamos que dar los cursos. Tuvimos que repensar nuestras clases, los contenidos, los disparadores, materiales, subir películas y videos, y sobretodo que las clases quedaran grabadas para que la gente las pueda ver en el horario que quiera”.

Para finalizar y a modo de reflexión aseguró: “El objetivo ahora del Centro de Formación Judicial es reflexionar sobre esta nueva normalidad y esforzarnos por mantener el interés del público ofreciendo cursos bajo la modalidad auto administrada, que cada uno puede acceder cuando quiere y lo puede hacer en forma asincrónica, para aprovechar todo lo que aprendimos durante este trágico año de pandemia. Los invito a todos y a todas a sumarse en el carácter que quieran, ya sea como asistentes, capacitadores, propositores de actividades, y para que nos hagan llegar todas sus inquietudes porque el Centro de Formación Judicial está al servicio del Poder Judicial para lograr entre todos tener una justicia local que haga la diferencia”.

 
 
 
 
CALENDARIO
NOVIEMBRE
29 CICLO DE ENCUENTROS EN LA EDITORIAL - COLECCIÓN EL BIEN COMÚN. JEAN-LUC NANCY: Más allá de lo político
Inscripción abierta
 
30 Capacitación en política criminal
Inscripción abierta
 
DICIEMBRE
01 Presentación de la Diplomatura en Derecho Procesal Administrativo
Inscripción abierta
 
 


 


 


 

Esmeralda 189 Piso 9no - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - CP C1035ABC - 4370-8500 - Email: cursos@tsjbaires.gov.ar - cursos@jusbaires.gov.ar